Silvia Rivas

Buenos Aires, Argentina| b. 1957

Notas sobre el tiempo | 2000 - 2009

Nocturnos | 2002

Llenos de esperanza | 2003

Todo lo de afuera | 2004

Tiny events | 2005 - 2006

The portrait is the resource to show singularity, isolation, to show the individual in its own condition. The man is presented in his present, in one only action that extends indefinitely in time, in this action, (gazing frontward), and its uncertain potential concludes the narrative. 

Over a dissociated scene, different elements are raining, sometimes subtle and fragile elements like bubbles or flowers, some times geometric holes, showing the gap between this beings and a possible context.

The faces of young people of Buenos Aires poor suburbs, with their neutral expression are the simple presentation of an appearance and its force.

La presencia contundente de un rostro, de un sujeto y su individualidad como único lugar posible.

Los rostros, con expresión neutra son la simple presentación de una fisonomía y su contundencia. Estos rostros pertenecen a jóvenes del barrio de La Cava, Provincia de Bs.As., su fisonomía es tomada como arquetipo.

El retrato es el recurso para mostrar la singularidad, el aislamiento o incomunicabilidad; el individuo en su condición de tal. Es un hombre presentado en su presente, en una única acción que se extiende indefinidamente en el tiempo, en esta acción y su potencialidad incierta concluye el relato.

En una escena disociada, llueven distintos elementos, pétalos o burbujas, suaves, sutiles, orgánicos, mostrando la fisura entre estos seres y un contexto posible.

Horizonte partido | 2006

Layers | 2007

Paisaje a definir | 2008

Zumbido | 2010

Odiseas y recorridos | 2012

Igual el paraíso es nuestro | 2014

Igual el paraíso es nuestro, es una instalación en donde se mezclan restos con algunos objetos preciosos con el fin de generar pequeñas escenas como sinécdoque del edén, una especie de aleph editado donde encontrar, atesorar y controlar un lugar para vivir soñado. Pero, para que esta materialización del sueño sea verosímil, portátil y confiable debemos echar mano a la cotidiana y ubicua imagen de pantalla donde se abre infinita toda esa abundancia que parece estar negada afuera.

Frente a una realidad caótica, cuando todo lo demás ha sido arrebatado se trata de insistir en la actitud de rescatar y re-diseñar, generar refugios imaginarios para lidiar con ese estado de situación: cuando el sentido de pertenencia está divorciado de la sensación de plenitud y albergue.

La estrategia es jugar con la obviedad, no rehuir la estetización, insistir deliberadamente en ella como recurso, como si irónicamente, lo importante fuera cumplir la promesa aunque solo fuera de utilería. Sin pretender desenmascarar el engaño a fuerza de enmascararlo, mostrar nuestra idealización extrema hecha de fe e ingenuidad, idealización cuyo objeto a mudado absurdamente en artificialidad.

Así como el imaginario del paraíso nos compete en Latinoamérica y somos pantalla de esa proyección, paradójicamente desde aquí la imagen proyectada es aquella de la precariedad y la decepción, entre estas contradicciones se opera la magia.

Daño inminente | 2012 - 2015

Dentro de la más pura tradición pictórica Daño inminente homenajea uno de los géneros más queridos de la pintura y la fotografía. Dando protagonismo a las estrategias de representación y su materia, a la luz, el color, la composición, a su capacidad de mostrar un mundo y un tiempo con el simple ordenamiento de algunos objetos cotidianos el bodegón toma su lugar en un segundo plano.

El clásico es tal que las referencias se agolpan…, son modelos implícitos aquellos artistas que eludieron su tiempo en una práctica silenciosa, con la cadencia de lo inmutable y la luz nutriendo todo de realidad.

La construcción de la obra insiste en la contradicción, servirse del medio electrónico y la imagen en movimiento para finalmente registrar la quietud y volver una vez más al intento de materializar el tiempo.

Como en obras anteriores se trata aquí también de cuestionar el presunto realismo del video, cuestionamiento que se produce justamente por un exceso de realismo. La naturaleza hiperreal de los videos que conforman este proyecto es al mismo tiempo seductora y sospechosa, fascinante y artificial. Convoca la mirada hipnóticamente, pero no puede ocultar la ausencia de realidad sobre la que se funda. En este sentido, su visión promueve una reflexión sobre el poder del relato audiovisual, sobre sus promesas y sus peligros para abrir una nueva pregunta sobre las imágenes y sus referentes.